Interpretación de la Información Bioquímica Fares Taie - Análisis Clínicos

ACIDOS BILIARES

Definición

Los ácidos biliares totales son desoxicólico, quenodesoxicólico y cólico, y los conjugados colilglicina, quenodesoxicolilglicina, sulfolitocolilglicina, desoxicolilglicina. Estos últimos se encuentran en la bilis y el intestino delgado, son los más polares, hidrosolubles y de mayor importancia fisiológica.
Las formas ácidas son escasamente solubles, están en el colon y en sangre venosa.
Los ácidos primarios se conjugan en el hepatocito con aminoácidos y se secretan como bilis en el intestino, donde son reabsorbidos transformándose en ácidos biliares secundarios. Por el sistema portal van al hígado para continuar el ciclo. Algo también se pierde por materia fecal

Método: Enzimoinmunoanálisis (ELISA)

Muestra Suero

Condiciones de almacenamiento: temperatura ambiente

Valor de referencia: En suero: hasta 2 µg/ml (adultos, hombre o mujer)

Significado clínico:
Debido a su organoespecificidad son los únicos que reflejan el estado del hígado sin estar influenciados por otros fenómenos que ocurran en el organismo. Siempre valores elevados de ácidos biliares están en concordancia con la disfunción hepática.
En medicina laboral se los ha propuesto como marcadores de hepatotoxicidad en trabajadores expuestos.

Utilidad clínica:

  • Diagnóstico de disfunciones hepáticas mínimas cuando aún no se han modificado otros parámetros bioquímicos.
  • Evaluación de la función hepática. Índice de gran valor para medir la función hepática, metabólica excretora; puede acentuarse su valor en los casos dudosos, practicando el examen posprandial del suero (en las disfunciones hepatobiliares se registra un aumento sérico de los ácidos biliares después de la ingestión de alimentos, este aumento posprandial está considerado como una prueba muy sensible de la función hepatobiliar).

Variables por enfermedad:

Aumentado:
Insuficiencia hepática, ictéricos o no (hepatitis crónica, cirrosis alcohólica o criptogenética, cirrosis biliar primaria). También en la ictericia obstructiva y en enfermedad hepática inducida por drogas.
No se alteran los valores en la ictericia hemolítica (síndrome de Gilbert, y otros) hemocromatosis y enfermedad poliquística del hígado.
Un “shunt” portosistémico espontáneo o quirúrgico los eleva marcadamente, aunque no exista una insuficiencia hepato celular.


Bibliografía:

1- LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.
2- Tietz N. W. Clinical Guide to Laboratory test, edited by W.B. Saunders Company, third edition, United States of America ,1995.
3- Young D. Effects of Preanalytical Variables on Clinical Laboratory Test . AACC, second edition, 1997.
4- Young D. and Friedman R. Effects of Disease on Clinical Laboratory Test, edited by AACC, third edition, 1997.
5- Young D. Effects of Drugs on Clinical Laboratory Test, AACC, third edition, 1990.


InfoBioquímica