Interpretación de la Información Bioquímica Fares Taie - Análisis Clínicos

HEPATITIS DELTA, ANTICUERPOS IGM

Sinonimia: HVD IgM.

Método: enzimoinmunoensayo ( Elisa), radioinmunoensayo (RIA).

Muestra: suero.

Valor de referencia: negativo.

Significado clínico:
El virus de la hepatitis delta es un virus RNA cuya replicación es defectiva causando infección sólo cuando es encapsulado por HbsAg.
La patogenia de la infección por HVD está relacionada a si el paciente está o no previamente infectado por el virus de la hepatitis B (HBV). Como resultado pueden originarse dos situaciones:

  • · Coinfección con HBV y HVD.
  • · Superinfección con HVD en un individuo con infección activa con HBV. En este último caso, a su vez, la superinfección puede producirse ante 3 circunstancias:

    - En un paciente que cursa hepatitis aguda.
    - En un portador crónico de HVB.
    - En un paciente con hepatitis crónica por HVB.

La coinfección HVB/HVD en un individuo no inmune contra el virus B es habitualmente autolimitada.
La replicación del HVD es dependiente del nivel de diseminación de la progenie de partículas del HBV para asegurar la infección dual de un hepatocito dado, ya que el HVD requiere de la cubierta exterior de HBV (HbsAg) para absorberse al hepatocito.
El HDV es absolutamente dependiente de la coinfección del HBV para la multiplicación.
La síntesis de antígeno delta induciría la disminución en la producción de antígenos del HBV, por lo que las interrelaciones son complejas. En este proceso de regulación negativa podría intervenir el interferón.
Además de los mecanismos inmunológicos desencadenados por la infección con HBV, los hepatocitos estarían también afectados por un efecto citopático inherente al HVD.
La superinfección con HDV en un paciente con hepatitis aguda por HBV, agrava las manifestaciones clínicas y puede progresar a la cronicidad, más frecuentemente que la infección crónica por HBV, ya sea como hepatitis crónica activa o persistente.
No existe una mayor asociación entre hepatitis crónica HbsAg positivo y hepatocarcinoma cuando además hay sobreinfección por HVD.
En un portador crónico asintomático de HBV la superinfección con HVD puede desencadenar la sintomatología de una hepatitis aguda.
La superinfección con HVD en pacientes con hepatitis B crónica puede agravar la severidad de la enfermedad. Ello está relacionado con la actividad del HVB más que con el nivel de replicación del HDV. Los anticuerpos anticore del HVD no son neutralizantes.

Utilidad clínica:

  • Monitoreo de infección crónica por HDV.
    La ausencia de HDV IgM sugiere la presencia de infección crónica por HDV con baja actividad o que el proceso está completamente curado.
  • Monitoreo de la eficacia de la terapia antiviral.
    En la mayoría de los casos la IgM persiste durante la infección crónica, los títulos correlacionan con la replicacion viral y con la actividad de la enfermedad. La determinación cuantitativa de HDV IgM ,junto al HDV-RNA son útiles en el monitoreo de la infección crónica por HDV, así como el posible éxito de una terapia antiviral
  • Diagnóstico diferencial de hepatitis aguda crónica y recurrente.
    La detección de anticuerpos IgM permite diferenciar una infección actual de una anterior por este virus.
    Su presencia se correlaciona con la del antígeno delta en el hígado del paciente y persiste en títulos variables en individuos crónicos infectados. Después de la aparición del antígeno, surge el anticuerpo IgM, que se mantiene positivo a bajos títulos durante un tiempo limitado en el caso de evolución favorable, persistiendo su positividad a títulos altos en los casos que evolucionan a la cronicidad.
    Se detecta al cabo de 10-25 días de aparición de la hepatitis delta aguda, pudiendo persistir por años en individuos infectados crónicamente.
    La IgM anti HDV es el indicador más confiable de infección reciente, pero su aparición es transitoria en la coinfección, aparecen a bajos títulos por períodos transitorios y puede ser el único marcador serológico que detecta a una coinfeccion autolimitada.
    En una coinfección aguda por HDV y HBV es el mejor indicador de la detección de IgM contra HDV Ag. y HbcoreAg.
    En una hepatitis delta crónica producida de una superinfección de HDV, HbsAg está presente y anticuerpos contra HDV (IgG e IgM) persisten en altos títulos por meses o más.
  • Diagnóstico de infección aguda por HDV aguda o crónica.
  • Diagnostico: Durante la fase aguda de la infección se pueden detectar tanto RNA viral como HDV antígeno (Ag). Ocurre luego la aparición de anticuerpos IgM anti HVD. Si el paciente se recupera de la infección se observaría una desaparición de anticuerpos IgM e IgG contra el virus.
    En cambio durante las hepatitis crónicas se observará la presencia de RNA viral, HDAg y anticuerpos tipo IgG e IgM.

Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.
2. The Liver and the biliary tract. Capítulo 16. James Mcrawford, MD, Ph.D.
3. Virus de hepatitis A,B,C,D y E. Capítulo 21. José R. Oubiña y Oscar Fay. Pág. 295-332.


InfoBioquímica