Interpretación de la Información Bioquímica Fares Taie - Análisis Clínicos

PROTEINA C REACTIVA

Sinonimia: PCR

Método: técnica de aglutinación (prueba con látex) cualitativa o semicuantitativa, turbidimetría, nefelometría, inmunodifusión radial (IDR), enzimoinunoensayo (ELISA), fluorométricos
Los tests de látex tienen escasa precisión y problemas de prozona y falsos positivos por factor reumatoideo (FR)
Los tests de nefelometría y turbidimetría tienen buena precisión detectan en un rango de 5-150 mg/l
Falsos positivos por altas concentraciones de FR y por las inmunoglobulinas de los complejos inmunes PCR anti-PCR, y también por lípidos.

Muestra: suero.

Valor de referencia:
Adultos y niños: 0.068-8.2 mg/l mediana 0.58 mg/l
Recién nacido y sangre de cordón: < ó =0.6 mg/l
Infantes de 4 días a 1 mes < ó = 1.6 mg/l
Niveles de PCR y riesgo de infarto agudo de miocardio
Grupo 1 < 0.56 mg/l
Grupo 2 0.56-1.14 mg/l
Grupo 3 1.15-2.10 mg/l
Grupo 4 > 2.10 mg/l tiene mayor riesgo de infarto de miocardio.
El nivel normal en el adulto es menor de 5 mg/l.
Los valores plasmáticos superiores a 8 mg/l se consideran patológicos.
Los sueros cuya concentración supera 200mg/l pueden dar un fenómeno de zona.

Significado clínico:
La PCR es una proteína de fase aguda que aumenta en el suero resultado de la liberación de interleuquina 6. Indica presencia de inflamación pero algunos tumores malignos como enfermedad de Hodgkin y carcinoma renal pueden producir IL-6 que inducen una respuesta de fase aguda, con fiebre y altas concentraciones de PCR.
Es una proteína no glicosilada de síntesis hepática, la síntesis extrahepática no contribuye a los niveles en suero.
La síntesis normal diaria es de 1-10 mg/día incrementando a 1 gr/ día en casos de inflamación aguda.
La vida media en circulación es de 19 horas. La función biológica es la unir una gran cantidad de sustancias endógenas y exógenas y su remoción de la sangre y los tejidos por opsonización.
Recientes evidencias sugieren que la ateroesclerosis es un proceso inflamatorio crónico con altas concentraciones de PCR (3.4 mg/l) se encuentran en pacientes con enfermedad coronaria, pero no habiendo correlación con la severidad de la enfermedad.
La PCR refleja un proceso ateroesclerótico difuso en el sistema vascular mejor que el grado de obstrucción localizada de las lesiones coronarias
La ateroesclerosis es una inflamación crónica que envuelve una combinación de condiciones bioquímicas, físicas y procesos infecciosos.
La concentración de PCR aumenta varios años antes del primer evento cardíaco o cerebrovascular.
En pacientes con angina inestable es un buen predictor.
PCR y lípidos son predictores de futuros eventos coronarios en hombres y mujeres.
Es un reactante de fase aguda producida por los hepatocitos, usado como indicador de estados infecciosos o estados inflamatorios, incluyendo fiebre reumática activa y artritis reumatoidea.

La proteína C se ha detectado en una amplia variedad de enfermedades, como infecciones bacterianas agudas, enfermedades inflamatorias diversas, proceso neoplásicos. Se halla en suero en forma de un complejo glucoproteico.
La PCR es una globulina con movilidad cerca de la zona gamma. Es una proteína termolábil con un alto contenido de hidratos de carbono, que no atraviesa la barrera placentaria, que aumenta rápida, pero no específicamente, en respuesta a la inflamación, a la agresión de los tejidos y en necrosis hística.
Su determinación es importante debido a que aumenta rápido al comienzo de la enfermedad, 14-26 horas luego de la inflamación o injuria tisular y desaparece en la etapa de recuperación, apareciendo sólo durante la fase activa del proceso inflamatorio.

Utilidad clínica

Evaluación: su determinación es una medida de un proceso inflamatorio, injuria aguda, infección bacteriana o inflamatoria como la fiebre reumática y la artritis reumatoidea en fase aguda. Es una prueba inespecífica.
Se usa como prueba rápida ante la presunción de infección bacteriana (PCR alta) contra infección vírica (PCR baja). Sensible a la activación de neutrófilos.

Es usada por los reumatólogos para evaluar la progresión o remisión de una enfermedad autoinmune.
Aumentos progresivos correlacionan con aumento de la inflamación /injuria, es más sensible y responde más rápidamente que la eritrosedimentación.

La PCR se halla aumentada en pacientes con angina inestable, infarto de miocardio tiene uso pronóstico en los infartos de miocardio y angina inestable.
Es un predictor de riesgo de infarto de miocardio accidente cerebro vascular o enfermedad vascular periférica en individuos asintomáticos sin enfermedad coronaria evidente.

Es útil en detección de infecciones ocultas, particularmente, en leucemias y en pacientes luego de una operación.
La PCR reacciona con el polisacárido de los neumococos, con DNA, nucleótidos, lípidos y otros polisacáridos.

Se usa de forma semejante a la eritrosedimentación, pero es más sensible, es un indicador de respuesta mejor que la eritrosedimentación. Indica la intensidad de la enfermedad.

Evaluación: la PCR puede usarse para la detección temprana de infecciones post operatoria.

Diagnóstico diferencial de apendicitis y enfermedad pelviana inflamatoria aguda.
De enfermedad de Crohn (PCR alta) de colitis ulcerosa (PCR baja). De artritis reumatoidea (PCR alta) de lupus eritematoso sistémico no complicado (PCR baja).

Evaluación: es útil en proyectar la severidad de la pancreatitis, junto con la proteína amiloide A del suero.

Screening para distinguir pielonefritis de hidronefrosis no complicada.

Monitoreo de la terapia:
Seguimiento del tratamiento con agentes antiinflamatorios (luego del tratamiento, la PCR se normaliza antes que la eritrosedimentación). En la fiebre reumática su nivel es elevado durante la fase aguda y desciende a niveles normales con el tratamiento adecuado. En la mayoría de los pacientes con artritis reumatoidea activa, los niveles de PCR están elevados y aunque disminuyen con la terapéutica, puede ocurrir que los valores normales no se recuperen. Para evaluar pacientes con artritis es preferible la medición en suero que en líquido sinovial.
Una elevada concentración de PCR en suero carece de valor diagnóstico fuera del contexto clínico del paciente. La concentración de esta proteína aumenta de forma muy rápida en las enfermedades inflamatorias, incluso pocas horas de haberse iniciado alcanza un máximo en los primeros días y decrece hasta niveles no detectables al cabo de unos 10 días. Esta prueba detecta casos de pacientes con fiebre reumática y artritis reumatoidea.

Evaluación: es particularmente útil en detectar infección oculta, apendicitis aguda, particularmente en leucemia y el post operatorio en una recuperación no complicada. En un post operatorio la PCR tiene un pico en el tercer día post operatorio y regresa a valores prequirúrgicos el día 7.

Evaluación: es útil en la evaluación de la extensión ó reinfarto luego de un infarto de miocardio.

Resumiendo:
Confirma presencia de patología aguda (infección, infarto de miocardio, trombosis venosa profunda)
Sugiere presencia de enfermedades crónicas (artritis reumatoidea, enfermedades del tejido conectivo)
Puede predecir la probabilidad de infarto de miocardio accidente cerebro vascular, angina de pecho
Puede diferenciar colitis ulcerosa de enfermedad de Crohn.
Detecta complicaciones infecciosas post operatorias
Diagnóstico y monitoreo de infecciones cuando las pruebas son muy lentas y/o imposibles.
Rápida identificación de infecciones en pacientes de alto riesgo, neonatos, inmunosuprimidos y transplantes de médula ósea.
Diferenciación entre infección febril bacteriana y viral.
Puede monitorear la terapia con antibióticos.
Indica presencia de infección como consecuencia de la ruptura de membranas.

Variables preanalíticas:

Aumentado:
Trauma, cirugía, neonatos, embarazo, trabajo de parto, transplante renal, hemodiálisis, endotoxinas, ejercicio; fumadores, altitud. En personas de edad avanzada aumenta la frecuencia de niveles positivos elevados.

Disminuido:
Alcohol.

Falsos positivos: los sueros con alta concentración de factor reumatoideo pueden elevar falsamente los títulos de PCR, por una reacción inespecíficas. Muestras a –20 °C afectan los resultados.

Variables por enfermedad:

Aumentado:
Enfermedad de Crohn, artritis reumatoidea, artritis reumatoidea juvenil, espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, síndrome de Reiter, osteoartritis, polimialgia reumática, vasculitis sistemica,
enfermedad del tejido conectivo, enfermedad inflamatoria intestinal, leucemia aguda, transplante de medula ósea, ruptura prematura de membrana, pancreatitis aguda, tuberculosis pulmonar, septicemia, neoplasma benigno de tejido cardiovascular, meningitis bacteriana, infarto agudo de miocardio, pielonefritis aguda, infarto renal, lupus eritematoso sistémico, fiebre reumática, osteomielitis, gangrena, enfermedad maligna difusa, en recién nacidos como respuesta a una infección aguda, tularemia, infección bacteriana, infección por adenovirus, parainfluenza, infección viral, síndrome de Behcet, cáncer gástrico, cáncer colorrectal, cáncer de pulmón, enfermedad maligna, enfermedad de Hodking, mieloma múltiple, leucemia mieloide crónica, gamapatía monoclonal de origen indeterminado (MGUS),trombocitosis ,depresión, poliarteritis nodosa, infección por virus sincisial respiratorio, neumonía bacteriana, infección por Mycoplasma pneumoniae, neumonía atípica, fluorosis, apendicitis aguda, colitis ulcerosa, enterocolitis, diverticulitis, pancreatitis aguda,

Disminuido:
Colitis ulcerosa, formas no complicadas de lupus eritematoso sistémico (LES).

Variables por drogas:

Aumentado:
Estrógenos, anticonceptivos orales (efecto de los estrógenos).

Disminuido:
Anticonceptivos orales (efecto de la progesterona), antibióticos, terapia antimicrobiana, budesonida, dexametasona, dopexamina, genfibracil, lefluonomide, metotrexato, antiflamatorios no esteroides, penicilamina, pentopril, prednisolona, prednisona, prinonide, sulfasalazona.


Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.
2. Mandel, Bennett and Dolin. Enfermedades infecciosas principios y prácticas. Editorial Panamericana, 4ª edición; Madrid, España. Año 1997
3. Nader Rifal, Ran Joubran, Harry Yu, Mohamad Asmi. Inflamatory markers in mem whit angiographically documented coronary heart disease. Clinical Chemistry 45:11.1967-1973(1999).

InfoBioquímica